EL PERSONAJE DE LA SEMANA (Yuslaimy)

5agostobEn una tarde de lluvia tropical hemos conversado largo y tendido con una de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana, Yula: natural de Maracaibo (Venezuela), lleva año y medio en Cuba, La Habana, Hogar San Rafael, con solo 33 años está en su segundo año de religiosa. Junto con otras dos hermanas forman la comunidad que coordina la sección de mujeres del Hogar San Rafael.

Nos explica que su vocación surge tras estudiar en el colegio de las Anas de su ciudad, participando en convivencias vocacionales desde los 15 años. Tras graduarse en la universidad y participar en campamentos con indígenas, decide dar un paso en su vocación y entrar en la congregación, pero esto no fue un camino fácil, puesto que casi al finalizar el proceso de noviciado decide dejarlo y está seis años trabajando como profesora. El sentimiento vocacional perdura en su vida y regresa a la congregación. Tras un período breve como profesa es destinada a Cuba donde coordina la sección de ancianas del Hogar, la obra social que tienen las Hermanas en el barrio de Pogoloti donde atienden a 82 niños gracias a la ONG de la Congregación llamada Juan Bonal, proporcionándoles los materiales necesarios para ir a la Escuela y refuerzo escolar.

5agostoaSu llegada a Cuba no fue fácil, vino de la mano de una Hermana muy carismática, la Hna. Coro, y eso le abrió muchas puertas. Cuando hace alusión al sistema cubano dice, “no encuentras nada, todo es por la izquierda, es como si caminases sobre las aguas y en cualquier momento te pudieses caer, intento vivir coherentemente el día a día desde mi vocación, sin pensar en el mañana, en el futuro, viviendo intensamente el presente”. Con respecto a la población destaca la falta de cultura religiosa, falta de valores como la honestidad, la fidelidad, la verdad, ya que en estos dos años lo ha podido comprobar. Coincide con otros comentarios de otras personas que vamos conociendo a lo largo de nuestro camino.  

Este destino al principio le costó, pero ahora está muy contenta de las experiencias que está teniendo en este país, y vive su labor con mucha dedicación y mucho entusiasmo. Gracias a personas como la Hna. Yula hacen posible que la hospitalidad sea más universal.

“Aquel que tiene un por qué para vivir se puede enfrentar a todos los cómos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una ilusión, un camino: SUCRE

El gran día16/07/14
El gran día está aquí

Una ilusión, un camino: PIURA

El gran día26/07/14
El gran día ha llegado
A %d blogueros les gusta esto: