INMERSIÓN POGOLOTTI

9agostoaEn varias ocasiones, acudimos con el Hno. Simón al barrio Pogolotti, un lugar degradado, contiguo a nuestro centro, donde se atiende a familias necesitadas tanto económica como espiritualmente. Esta mañana, hemos paseado por las calles de dicho barrio, descubriendo lo deterioradas que estaban las casas, asfaltado en mal estado, sin alcantarillado, basura, hierbajos por las calles, vendedores con carretillas y gente deambulando por ellas.

Nos hemos encontrado con algunos de los trabajadores de nuestro centro  que viven allí, y hemos visitado algunas de las casas. Son viviendas muy humildes, sin puertas que separen las estancias, con muebles destartalados, sin armarios, aunque muy limpias. La mayoría de estas casas tienen un pequeño aseo, aunque muchas de ellas no tienen ducha, por lo que utilizan un bidón de agua en el patio para poderse asear. Las viviendas que están en peor estado no tienen agua corriente, los suelos son de tierra y los tejados y paredes de chapa y madera. En la noche, el piso (suelo) se convierte en una gran cama que comparten todos los miembros de la vivienda.

Nos cuentan, que el agua la reciben una vez cada dos días, aunque si el día que toca suministro falla, pueden estar hasta cuatro días sin agua. En épocas de tormenta, cuando se acercan los ciclones tropicales, es habitual que haya cortes en la luz, agua y gas. De ahí que muchas casas tengan bidones para poder almacenarla para cuando no hay. Esta realidad no impide que ellos se muestren orgullosos de sus casas y nos inviten a pasar, tomar un refresco, y estén dispuestos a regalar algo de fruta o postres caseros.

Desde la Orden Hospitalaria, se intenta paliar muchas de las carencias de las personas del barrio, aunque son tantas las demandas que es imposible poder llegar a todos. Lo cierto es, que aunque también existe La Habana turística, hotelera y de gente con dinero, hay una gran parte de la población que viven en barrios como este, lo que es una realidad muy palpable.

“Si consideraseis lo grande que es, la misericordia de Dios, nunca dejaríais de hacer el bien mientras pudiéseis”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una ilusión, un camino: SUCRE

El gran día16/07/14
El gran día está aquí

Una ilusión, un camino: PIURA

El gran día26/07/14
El gran día ha llegado
A %d blogueros les gusta esto: